viernes, 6 de marzo de 2015

Mover

Hay muchas formas de crear y muchos modos de hacerlo.
Está el que acaba rápidamente lo que sea que crea que está creando, porque lo que le interesa es el reconocimiento inmediato de ese público aquiescente, no se expone por supuesto, a otro tipo de crítica, va a lo seguro; gente que le alabará esa obra acelerada que no durará en absoluto ni antes de que se realice la siguiente.
Están los que no acaban nunca lo que se llevan entre manos por estar pendientes de lo que será pero, que de hecho, no es: demasiadas expectativas y sobrevaloración de lo que se quiere hacer, se desaniman al comprobar que ni de lejos, es esa gran obra, así que no la terminan jamás, empezando otra que seguirá los mismos pasos; ninguno. 
Y los que valoran lo que hacen y lo ejecutan en silencio, en sus talleres, mesas, lienzos, calladamente, sin aspavientos, sin prisas, sin buscar los aplausos, con el rigor de su propia crítica. Ellos crean y de este grupo es de donde, cuando las circunstancias se dan, surgen los que moverán el mundo.
Nunca de los que piensan que son ellos quienes lo mueven.

4 comentarios:

  1. Gracias por la invitación a la reflexión.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Un placer que soltar palabras por las ondas sirva de algo...

    ResponderEliminar
  3. no lo dudes nunca y no dejes de hacerlo, por favor

    ResponderEliminar