viernes, 1 de marzo de 2013

Trabalenguas filosófico

Ser o no ser, realmente, creo que el problema se resuelve siendo no siendo, es decir ser no siendo, vivir implicados pero sabiendo desimplicarse. 
Ser es una variable inamovible, obviamente hasta que se deja de ser, pero mientras se es, hay que saber que somos normalmente contrarios, opuestos conviviendo en una vida; amamos y odiamos, reímos y lloramos. Realizamos contradicciones a diario, pensamos una cosa y hacemos otra, soñamos lo que no tenemos, y al tenerlo dejamos de quererlo. 
Somos sin ser siendo.
Lo importante es no tomarnos demasiado en serio, solo ser sin ser, vivir no siendo lo que somos, ser lo que siendo seríamos. 
Ser o no ser, no es siempre la cuestión.

2 comentarios:

  1. Ni mucho menos, ser lo que no se es acaba por ser siendo una mala cuestión.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
  2. cierto, ser no siendo no es ser... besos

    ResponderEliminar