martes, 22 de junio de 2010

Soledad

Estamos solos, vivimos solos, morimos solos. Esa soledad hay que asumirla para poder sentirnos acompañados, no es una paradoja, es la verdad.
Soledad, qué palabra más temida, más infrautilizada, y en el fondo, no hay otra que esa, sólo desde ahí, desde nuestra soledad, nos hacemos fuertes, o débiles, somos o nos dejamos ser.
La creación surge de su mismo centro, se puede compartir, trabajar con otro, que la chispa salte entre todos, pero es uno, uno mismo, quien crea, sueña, anda, padece, ríe, proyecta. Y desde esa gran energía, se encuentra con los demás.
Y no es fácil entenderlo así, pero si se quiere disfrutar de quienes nos rodean, se ha de comprender ese gran pozo desde donde sale todo. Nosotros.

2 comentarios:

  1. y sin embargo no estamos solos, yo lo sé

    ResponderEliminar
  2. Solo yo he de morir el día en que muera. Sí.

    ResponderEliminar